Improcedencia del despido por causas objetivas de un empleado de notaria

El Juzgado de lo Social nº 2 de los de Bilbao declara la improcedencia del despido por causas objetivas ejecutado por un Notario. Siguiendo el dictado de otra sentencia del Tribunal Superior de Justicia establece que la mera reducción del número de documentos formalizados es insuficiente para justificar un despido con la indemnización mínima legal.

En la carta de despido no se realizaba mención alguna a la evolución de los ingresos por tramitación de documentos ( ante Hacienda, Registros..etc.) , concluyendo la Juzgadora que la información facilitada es parcial y sesgada no ofreciendo una imagen fiel de la situación de la notaría.

Además pone de manifiesto que, al tiempo de proceder al despido, el Notario presenta un Expediente de Regulación de Empleo para la suspensión del contrato del resto de sus empleados motivado por las mismas causas, concluyendo que dicha actuación es contraria a la buena fe y a los principios de la norma, que potencia la flexibilidad interna.

Noticias relacionadas